CONFERENCIAS

29/09/2018 18:30J-Horror: el cine de terror japonésAntonio Míguez Santa Cruz

A finales del siglo pasado el llamado J-horror – Japanese horror – revolucionó a nivel global el género de terror cinematográfico debido al éxito alcanzado por Ringu (Hideo Nakata, 1998). Como es natural cuando una película innova de forma tan exitosa, un enorme caudal de producciones deudoras inundó las pantallas de todo el mundo intentando emularla, e incluso otros países asiáticos optaron por copiar este subgénero de mujeres espectrales y largas cabelleras con Corea del Sur a la cabeza. Sin embargo, Sadako, el archiconocido fantasma de Ringu, no constituía más que la popularización masiva de una dinámica explotada en las islas japonesas desde el comienzo mismo de su narrativa. En efecto, una concatenación de factores geográficos, climáticos, religiosos y sociales, propiciaron que aquel pueblo sintiera una inclinación especial hacia el mundo de lo sobrenatural, del esoterismo o la “pseudo-religión”, lo cual es palpable sumergiéndose en la literatura de Murasaki Shikibu o el teatro de Tsuruya Namboku, y, cómo no, también en el celuloide desde que el cinematógrafo llegara al país del Monte Fuji a finales del siglo XIX.

Antonio Míguez Santa Cruz: Doctor en Historia del Arte, profesor colaborador de la Universidad de Córdoba y miembro del Grupo de investigación de Frontera Global de la Universidad de Alcalá. Sus líneas de investigación giran en torno al contacto entre ibéricos y japoneses durante los siglos XVI y XVII, así como sobre el Cine fantástico japonés. Ha sido autor de varios artículos de revistas científicas y libros, además de organizar congresos y seminarios de temática japonesa.